Contacto

"Vocación es un darse a Dios, con tal ansia, que hasta duelen las raíces del corazón al arrancarse" Beato "Lolo"







Me agradará enormemente compartir vuestras alegrías, pero mucho más lo hará el que podamos superar juntos las dificultades que se nos presenten en la que, sin duda, será la mayor aventura de nuestras vidas. Para ello podeis escribirme cada vez que lo deseeis a escalandolacima@gmail.com




miércoles, 13 de marzo de 2013

La importancia de un nombre



Aunque era hoy mi intención publicar una entrada sobre otro tema, la elección del nuevo Papa me lleva a escribir estas líneas para compartir la alegría de todos los católicos y expresar la mía propia nada más ver las primeras imágenes del que hasta ahora había sido arzobispo de Buenos Aires. Su expresión dice mucho y, como pongo en el post, también es muy significativo el nombre que ha adoptado como pontífice. La admiración por el santo de Asís debe ser grande cuando ha querido llamarse como él y su gesto humilde de antes de dar su bendición pedirle a los fieles congregados en la plaza de San Pedro que rueguen a Dios para que lo bendiga antes a él, dice mucho.

En este momento en el que son millones de personas las que conocen la buena noticia a través de las nueves tecnologías, yo no hago sino unirme a ellas y compartir con vosotros el primer discurso del Santo Padre pidiéndoos a todos vosotros recéis por él como también yo lo hago. Que el Señor lo ilumine y le permita conducir a la Iglesia por la senda del amor a Dios y al prójimo que tantas veces se pierde por la maldad de los hombres.


1 comentario:

  1. La elección de un nuevo Papa es siempre motivo de reflexión. No es solo un nuevo obispo para la diocesis de Roma, es el pastor que ha de marcar las pautas para que la Iglesia, siendo madre y maestra, interprete los signos de los tiempos.
    A los pocos dias de ser elegido Papa, Francisco relataba en el aula Pablo VI el porque de elegir ese nombre:"Cuando el ceremoniero cantó el voto número 77, el cónclave, puesto en pie, me dedicó una ovación cerrada, sentida, querida. De las que salen del alma y acompañada de lágrimas y oraciones. Pero el escrutinio continuaba. A mi lado , que todavía no había aceptado, estaba mi amigo, el cardenal Claudio Hummes, arzobispo emérito de Sao Paulo. Y me susurró algo al oído: no te olvides de los pobres." Viniendole enseguida la imagen del pobre de Asis y patrón de Italia, san Francisco.
    En el poco tiempo que Francisco ocupa la catedra de san Pedro nos ha soprendido a todos con sus gestos de parroco bueno y solicito. El boato inecesario y trasnochado a dejado paso esperanza y consuelo, lejos de una imagen de poder sobresale la del servicio.
    Pidamos al Señor, por medio de nuestra Madre, que le concedas ser un buen pastor que infunda de nuevo alegría al pueblo de Dios siendo referente moral a creyentes y no creyentes (como lo fue el beato Juan Pablo II) consciente del ministerio que ostenta de entrega hasta el final, Porque uno de la cruz, no se baja.

    ResponderEliminar